Hoy voy a hacer un post distinto, y es que muchas veces me han preguntado sobre que consejos, trucos o recomendaciones suelo emplear a la hora de hacer las pizzas. Pues bueno, me los he puesto a pensar, y aunque en principio pueden parecer obvios, he juntado unos cuantos para empezar:

Consejos y trucos para preparar pizza en casa

1 – La primera y más importante “Hacer la masa casera”

El primer consejo de todos y el más básico es el de perder el miedo y lanzarse a hacer masa de pizza en casa.  Hacer masa para pizza es muy sencillo. Si nunca has hecho masa de pizza, sigue esta receta para hacer una masa básica de pizzay una vez que la haces dos o tres veces te darás cuenta de que hacer masa para pizza en casa es más fácil de lo que crees y se puede hacer casi sin mancharse.

Os dejo con algunas de las recetas de masas de pizza que he preparado en el blog y que os pueden servir para preparar distintos tipos de pizzas.

Masa casera de pizza

2- Poner el horno a máxima temperatura

Una de las principales claves para el éxito de una buena pizza es el horno en el que se haga. En los hornos de leña de los restaurantes se llegan a alcanzar temperaturas de 400-500ºC, aunque claro ellos juegan con la diferencia de temperaturas que hay dentro del horno.

En nuestro caso, no tenemos la suerte de tener un horno de pizzas profesional, así que nos vamos a tener que conformar con nuestro horno de cocina. En principio los dos hornos que más se encuentran en las casas son los eléctricos y los de convección. Los tiempos de cocción de la pizza serán diferentes en cada caso:

  1. Hacer pizza en un horno de convección: este el el horno que tengo yo. En este caso pondremos el horno a casi el máximo 240-250ºC con la función ventilador encendida poniendo la pizza en la bandeja central. A esta temperatura tendremos la pizza lista en 4-5 minutos.
  2. Hacer pizza en un horno eléctrico: estos hornos transfieren peor la temperatura a la pizza y por lo tanto tenemos que tener la pizza entre 10-12 minutos en el horno. Un truco es empezar poniendo la pizza en la bandeja inferior del horno para que la resistencia inferior haga que la masa se ponga crujiente y luego subirla los dos últimos minutos a la bandeja superior para conseguir que la pizza se dore homogéneamente.

Puedes ver este y otros consejos sobre como hacer pizza en un horno eléctrico. Con unos pequeños cambios, tus pizzas mejorarán considerablemente.

Horno

(Foto cortesía de zackzen)

3 – Utilizar una piedra para el horno

Esto es una cosa que puede ser opcional ya que la piedra del horno la tienes o no la tienes.  La verdad que una piedra buena te cuesta entre 25-35€ y si te gusta la cocina no es tan caro, porque es una de estas cosas que si las cuidas duran de lo lindo. Lo bueno que tiene la piedra de horno es que consigues que al meter la masa esta pierda la humedad mucho más rápido y así puedas conseguir que la masa te quede mucho más crujiente.

Puedes seguir leyendo más aquí sobre las distintas piedras de horno que puedes comprar y sobre los consejos de uso de la piedra de horno.

4 – Prehornear la masa

Este es un truco que para los que no tengan piedra del horno les va a venir muy bien, aunque si tienes piedra también te vale. Es mas, yo lo hago así. El truco es meter la masa ya extendida pero sin ningún ingrediente 1-2 minutos en el horno, lo justo para que pierda un poco de elasticidad y listo. De esta manera conseguimos quitarle también humedad a la masa y  que así nos quede más crujiente.

pizza con salsa de pollo guisado

Pizza con un ligero prehorneado sobre la que hemos puesto salsa de tomate

5 – Utilizar tomate casero

Esto puede parecer una tontería, pero no lo es. Las pizzas que tienen como base el tomate, la verdad que se nota bastante. En mi caso yo utilizo tomate casero que me prepara mi madre de los tomates de mi propia huerta.

Por lo general, siempre buscaremos que la salsa de tomate sea lo más densa posible, y por lo tanto, tenga menor contenido en agua, y de esta forma no humedezcamos mucho la masa y consigamos ese toque crujiente que tanto nos gusta.

Para los que no tengan esta suerte hay un tomate casero concentrado, casi como la passata italiana en el Mercadona que está muy bien. En su día yo me acuerdo que el Lidl tenía un tomate con albahaca que estaba muy bueno y muy barato. También hay unos dejo con los sitios online donde he visto que podéis encontrarlas (aquí y aquí). Además de encontrarlas online, siempre podéis ir a alguna tienda de productos italianos que tengáis en vuestra ciudad y preguntáis por una buena salsa.

De todas formas os dejo con el post sobre consejos y recetas para hacer salsa de tomates para pizza que tengo en el blog.

Tomate casero

Botes de salsa de tomate casera

6 – Mozzarella fresca o quesos de verdad

Yo la verdad que suelo utilizar cualquier queso que tengo por casa para echar en las pizzas, ya sea curado de oveja, de cabra, queso de Valdeón, etc. Cuando utilizo mozzarella suele ser de la fresca, de la que te viene en bolsas de plástico individuales con un poco de agua. Para esto soy bastante hooligan y no suelo utilizar las bolsas estas de “Queso especial pizzas” ni cosas por el estilo porque estoy seguro que son los restos de quesos procesados en una fábrica, que les dan un tratamiento y te los meten como “queso estilo mozzarella”.

Ahora un consejo, cuando utilicéis esta mozzarella frescas, yo suelo apretarla con las dos manos con un trapo de cocina para que pierda la máxima humedad y que no nos estropee la pizza.

quesos de verdad

Queso manchego para una pizza de setas

7 – Preparar antes algunos ingredientes en la sartén

Otro de los trucos que suelo hacer es el pasar antes por la sartén algunos de los ingredientes de las pizzas. Por ejemplo si voy a poner cebolla o pimiento, primero los pocho a fuego lento en una sartén con un poco de aceite y luego los pongo en la pizza. De esta forma evitamos que nos queden los ingrediente quemados o tostados.

Este truco también lo utilizo en las pizzas que llevan berenjena, alcachofa, setas, guindillas, etc.

cocinar los ingredientes

Berenjenas a la plancha

8 – No utilizar muchos ingredientes

Otra de las cosas básicas es tener muy claro de que quieres hacer las pizzas. Una pizza tiene que llevar una base que puede ser tomate, uno o dos ingredientes, y luego un topping como puede ser un pesto, una pasta de aceitunas o un parmesano de pobre, etc. Poniendo muchos ingredientes a la pizza al final consigues que la pizza no te sepa a nada y no puedas diferenciar bien los sabores.

pocos ingredientes

Pollo con un ligero toque picante para una pizza de pollo picante

9 – Echar los ingredientes frescos al final

Otro de mis trucos es el de poner algunos ingredientes crudos una vez que sacas la pizza del horno. Por ejemplo esto funciona muy bien si utilizar cecina o bresaola, boquerones o anchoas, foie etc. De esta manera lo que consigues es que no se tueste el ingrediente en el horno y la pizza tenga mucho más sabor.

Pizza de burrata y bonito

Pizza de burrata, bonito y rúcula. Los ingredientes los echamos al final para que mantengan todo su sabor

 

10 – Un poco de parmesano u otro queso para decorar

Por último yo suelo rallar un poco de parmesano, pecorino o grana padano una vez que hemos terminado de hacer la pizza. La verdad que es un costumbre que he cogido como cualquier otra. Yo utilizo un pelador de patatas normal y corriente, para conseguir que el queso se te quede en lascas. La verdad que le da muy buen sabor.

Pizza carbonara

Pizza carbonara. Echamos un poco de parmesano y pimienta por encima para darle un toque más especial

Bueno, pues estas son los trucos que yo utilizo, aunque que cada cual haga las pizzas a su manera, faltaría más!  Si has llegado hasta aquí te invito a que te des una vuelta por el recetario de pizzas para que escojas una que te apetezca hacer.

De todas formas si vosotros tenéis algún que otro truco que no he puesto aquí, ya sabéis compartidlo conmigo!!! 

Quieres recibir las siguientes recetas en tu correo?

Suscríbete a la lista de correo de Cómeme la pizza

Muchas gracias por apuntarte

Algo salió mal.