Para el primer post de receta de pizza de este blog, voy a optar por una de las pizzas que hice con unos amigos que nos juntamos en mi casa y hacemos una noche de pizzas. El motivo no era otro que volver a vernos después de las vacaciones, y que mejor que disfrutar de unas buenas pizzas en compañía de buenos amigos.

La idea era transformar el famos0 pintxo donostiarra, conocido comunmente como “gilda”, en una pizza. Para los que no lo conocen, “gilda” es una banderilla con guindilla, aceituna y anchoa, con el aspecto que se puede ver aquí:

Gilda donostiarra

Gildas en Donostia por Biskuit from Atlanta, GA – Pinxtos, San Sebastian / Donostia. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 2.0 vía Wikimedia Commons.

Ingredientes para preparar la pizza de guindillas, aceitunas y anchoas

Paso 1

Pasos a seguir para prepara la pizza de guindillas

Par comenzar con nuestra receta de guindillas limpiamos las guindillas frescas y les quitamos el rabo y las pepitas. La idea es dejar cuanto más carne mejor. Seguidamente preparamos en un robot de cocina la mozzarella de buffala, las guindillas limpias y un poco de nata, lo suficiente como para que coja la textura adecuada para que se pueda extender por la pizza fácilmente con una cuchara. La idea es que este preparado sirva de sustituto a la típica salsa de tomate de las pizzas.

Una vez que tenemos lista la salsa de nata y guindilla, metemos las aceitunas también en el robot de cocina de nuestra batidora y vamos echando aceite hasta que consigamos una masa lo suficientemente consistente como para que se pueda extender por encima de la pizza.

Paso 2

Una vez que tenemos ya la masa preparada y prehorneada (en adelante os contaré los pasos que yo sigo para preparar la  masa), extendemos el preparado de bufala y guindillas que tenemos ya listo. Si queremos, podemos echar un poco más de mozzarella de bufala por encima de la masa antes de meterla en el horno. Una vez en el horno, debemos mantenerla el tiempo suficiente como para que se empiece a dorar el queso y la masa de los bordes se empieza a tostar.

Paso 3

Una vez sacamos la pizza del horno, seguimos con el resto de ingredientes. Extendemos las anchoas (o los boquerones), a continuación extendemos la pasta de aceitunas por encima de la pizza, y ya tenemos nuestra pizza “gilda” de guindillas.

Paso 4

Yo siempre suelo rallar un poco de queso Parmesano o queso Grana Padano por encima para que le dé un buen toque y ya tenemos la pizza de guindilla, aceitunas y anchoas lista para degustar!

Pizza de anchoas y guindillas

Pizza de guindillas y anchoas

Consejos finales para preparar la pizza de guindillas

Como esta pizza lleva anchoas, uno de los principales errores que se comenten es meter las anchoas en el horno cuando hacemos la pizza. Esto es un error muy grave ya que la anchoa se quema y pierde todo su sabor y lo más importante, su textura. Así que acordaros siempre que hagáis pizzas con anchoas de ponerlas al final una vez que las habéis sacado del horno.

Para terminar os dejo con las otras pizzas que tomamos ese día: fueron las  “Pizza de berenjenas con foie” y “Pizza de calabacín con gorgonzola“.

Por último, os dejo con un vídeo que representa bastante bien el espíritu de esta pizza: El gran Elvis y su “Burning Love”, igualito que mis guindillas!!!

Esta ha sido la primera pizza del blog, pero si quieres ver más puedes echarle un vistazo a todas las recetas de pizzas que tengo.

Y aunque antes no lo dije, ya lo sabéis, si no compartís, Dios matará un gatito!!!

Quieres recibir las siguientes recetas en tu correo?

Suscríbete a la lista de correo de Cómeme la pizza

Muchas gracias por apuntarte

Algo salió mal.