Pizza margarita – Pizza margherita

pizza margarita

La pizza margarita o pizza margherita, que es como la llaman en Italia, es la pizza italiana más típica que puedes encontrar en cualquier pizzería del mundo, especialmente en Italia. A pesar de que es la pizza más común, también es cierto que es complicado de encontrar una pizza margarita excepcional.Tanto es así que solamente tengo un recuerdo de comer una pizza margarita que estaba impresionante, y es en la Trattoria “La Mangiatoia” en Florencia. Una pizza margarita, bastante grande, que nos debió costar 3,5€ hace seis años. Simplemente espectacular.

Aunque parezca sencilla, el objetivo que persigo es el de intentar conseguir la margarita perfecta. Realmente creo que, hacer una margarita buena, es de lo más complicado que puede haber en pizzas, ya que la principal razón es que en la sencillez está la dificultad. Con la receta de hoy voy a intentar conseguir rozar la perfección con la receta de pizza margarita con las diferentes formas que tenemos de prepararla. 

Historia de la pizza margarita

Para los que no lo sepan, la pizza margarita tiene una historia detrás. Según podéis leer en la wikipedia, esta pizza se preparó por en 1889 para honrar a la reina de Italia Margarita de Saboya y los ingredientes servían para honrar a la bandera de Italia: verde, blanco y rojo; lo que se correspondería con los siguientes ingredientes: albahaca, mozzarella y tomate.

Pero a la hora de hacer la pizza se plantean muchas dudas según como pones los ingredientes. Vamos a analizar las diferentes posibilidades que tenemmos.

Tomate para la pizza margarita

El tomate puede ser el ingrediente principal de esta pizza ya que es el que le aporta más sabor. Pero a la hora de ponerlo nos surgen muchas dudas: ¿salsa de tomate natural? ¿tomate natural machacado? ¿tomate en rodajas? Seguramente hayas tomado muchas pizzas margaritas y cada una de ellas tiene el tomate distinto.

Hagamos lo que hagamos , siempre tenemos que intentar conseguir que la salsa de tomate, o los tomates, aporten la menor cantidad de humedad a la pizza para que no estropee la pizza. Bueno, las diferentes opciones que tenemos:

  • Salsa de tomate natural: a poder ser que sea siempre Passata de tomate ya que tiene menos humedad. Si no puede ser, siempre esta bien pasarlo por un colador con un papel de cocina que deje pasar el agua pero que mantenga el tomate.
  •  Tomate natural machado: otra forma de poner el tomate es utilizando tomante natural que hemos picado con un cuchillo y luego machacamos en un mortero o en un bol con ayuda de un tenedor. Si elegimos esta forma, tenemos que hacer también un filtrado para eliminar cuanta más agua mejor como hemos hecho anteriormente.
  • Tomate en rodajas: Si vamos a utilizar tomate natural directamente encima de la pizza, una buena opción es utilizar tomates cherrys partidos por la mitad y puesta boca arriba así evitamos que la humedad salga del tomate y al meterlo en el horno se evapore la mayor parte posible.

Podéis leer un poco más en el blog sobre consejos y recetas de como hacer salsa de tomate para la pizza en casa.

Tomate natural triturado

Tomate natural triturado para la pizza

Queso para la pizza margarita

Con el queso nos pasa un poco parecido como con el tomate, salvo que aquí depende un poco más del queso que tengamos.

  • Mozzarella de bolsa: este tipo de queso no suele tener mucha humedad asi que no tenemos que preocuparnos mucho. Yo no suelo recomendar este queso para la margarita pero si es el único que tenemos y no queda otra opción, pues adelante.
  • Mozzarella fresca: Si utilizamos mozzarella fresca que encontramos en cualquier supermercado, siempre nos tenemos que acordar de apretarla fuertemente con las manos con un trapo de cocina para eliminar todo el agua que tiene. Una vez seca, podemos cortarla en rodajas con un cuchillo y ponerla por encima, o podemos cortarla con la ayuda de las manos.
  • Mozzarella di bufala: Si utilizamos mozzarella di bufala la secamos igual que con la mozzarella y la ponemos encima de la pizza. Si queremos ponemos la mozzarella antes de meter en el hono, pero yo recomiendo ponerla justo al final, cuando nos quede 1 o 2 minutos en el horno, para que no se haga demasiado y guarde mejor en sabor.
  • Burrata: si utlizamos burrata es importantisimo no meterla nunca en el horno. La burrata es tan buena y tan rica que en el horno solo haríamos que estropear el sabor. Lo que haremos es una vez que hemos sacado la pizza del horno, abrimos la burrata y ponemos el interior de la burrata, que se llama straciatella, por encima de la pizza y listo.
Mozzarella di bufala

Mozzarella di bufala

Albahaca para la pizza margarita

Con la alahaca tenemos siempre menos opciones aunque siempre se puede innovar algo:

  • Albahaca fresca: lo que hacemos es lavarla bien y secarla, y siempre dejar solamente las hojas descartando los tallos. Yo no recomiendo meterla de comienzo en el horno, si queremos la metemos justo al final o una vez que hemos sacado la pizza. Luego si quieres puedes cortarla o ponerla entera, eso según le gusto.
  • Salsa de albahaca: una buena opción es preparar una salsa de albahaca en un robot de cocina con aceite de oliva virgen extra. Yo recomiendo echar la salsa de albahaca siempre una vez que hemos sacado la pizza fuera del horno.

Está claro que, en modo clásico y como lo hacen en Italia, solo hay una forma de hacerlo, pero como podéis ver, estos tres ingredientes pueden dar mucho juego, así que voy a comenzar en mi búsqueda por la Pizza Margarita perfecta. ¡Que tiemble Adriá!

Pizza Margarita con tomate natural y mozzarella di bufala


Para la primera versión , que voy a documentar en el blog, opté por la versión que publica Jim Lahey en su libro My Pizza, del que ya os hablé en este post.


Paso 1

Primero pelamos el tomate y trituramos la pulpa con un tenedor hasta que quede bastante deshecho. Intentamos que no nos queden grumos, pero tampoco nos volvemos locos. Intentamos quitarle un poco del líquido dejando principalmente la pulpa del tomate.


Paso 2

Luego, como siempre, preparamos la masa y la prehorneamos un par de minutos en el horno para que pierda humedad y luego nos quede más crujiente.


Paso 3

Una vez que hemos sacado la masa del horno, ponemos la salsa de tomate por encima y  metemos la pizza en el horno a 250ºC y esperamos 5-6 minutos, dependiendo del horno.


Pizza margarita con salsa de tomate y queso mozzarella

Para la segunda opción voy a optar por una pizza más clásica:

  • Salsa de tomate natural
  • Queso mozzarella
  • Hojas de albahaca fresca


Paso 2

Una vez que hemos sacado la masa del horno, ponemos la salsa de tomate por encima y el queso mozzarella en rodajas, con cuidado de haberlos secado muy bien, y lo metemos la pizza en el horno a 250ºC y esperamos 5-6 minutos, dependiendo del horno.


Si os ha gustado esta pizza también os puede gustar alguna de estas otras que tengo en el blog:

Y ya sabéis que sino compartís, un gatito morirá en cualquier parte del mundo.

Quieres recibir las siguientes recetas en tu correo?

Suscríbete a la lista de correo de Cómeme la pizza

Muchas gracias por apuntarte

Algo salió mal.