Pizza en La cúpula

Hacía tiempo que no iba a una pizzería nueva y esta la tenía apuntada desde hace mucho. Hace unos meses que Dani me la había recomendado, pero por diversas razones me había sido imposible acercarme.

La principal razón es que queda un poco a desmano si vives en Madrid. Está situada en Las Matas, así que tardas tranquilamente entre 30-40 minutos desde cualquier sitio de la capital, pero bueno, ese día salía sobre la una de la tarde de la zona de Ciudad Universitaria y andaba con tiempo.

La referencia que tenía era que estaba situada en un centro comercial que, según me habían contado, y cito literalmente: “había vivido tiempos mejores“, pero no me esperaba eso. Según sales de la N-VI, callejeas un poco por una zona residencial de chalets de Las Matas y, de repente, te das de bruces con un edifico que parece un decorado de The Walking Dead. Lo bueno que tiene es que, lo que parece que en su momento era un pequeño parking del Centro Comercial, ahora lo podemos utilizar los clientes de la pizzería, así que no hay problema para aparcar por la zona.

Pizza en La cúpula

El Centro Comercial

Nosotros habíamos reservado con anterioridad y la verdad que menos mal, porque el sitio estaba lleno y, según pregunté luego, los fines de semana hacen doble turno. Así que recomiendo no aventurarse a la ligera, que la media hora de coche para quedarse sin comer tiene que ser muy duro.

Al sitio se entra por una especie de patio lateral del centro comercial y lo primero que te encuentras es el horno de leña atizándote con su calor en la cara. Se agradece mucho ver cómo preparan las pizzas y cómo las meten en el horno. Los frikis de este tema somos así.

Pizza en La cúpula

Horno de leña de La Cúpula

Como íbamos con los peques nos pedimos  cuatro pizzas para compartir. Dos sencillas, para no tener problemas y que los niños comiesen bien, y otras dos que nos sugirieron y que estaban fuera de carta. Todas las pizzas de la carta tienen como denominador común la agricultura ecologíca. Según he leído, el dueño, un alemán llamado George Wallen, es un ferviente defensor de la agricultura ecológica y de los productos de proximidad, así que en la medida de lo posible utiliza ingredientes ecológicos en sus pizzas.

Las pizzas fuera de carta que tomamos fueron una de burrata y rúcula y otra de mascarpone y albahaca. No hace falta decir que ambas estaban exquisitas.

Al final nos salió la comida, con bebida incluida, por cerca de 47€. Terminamos tan llenos que ni pedimos postre, tan solo un café que nos tomamos en el patio mientras veíamos cómo los peques jugaban con los otros niños que también habían comido en el restaurante, y para casa.

Pues bueno, el restaurante está muy bien y las pizzas son exquisitas. 100% recomendables.

Cosas en contra

  • Queda un poco a desmano si no vives cerca.
  • Los zombies de los alrededores.

Cosas a favor

  • Las pizzas están exquisitas.
  • Los camaremos son encantadores y el trato estupendo.
  • La relación calidad precio está muy bien.

Os dejo con los datos de contacto para que los tengáis localizados:

Quieres recibir las siguientes recetas en tu correo?

Suscríbete a la lista de correo de Cómeme la pizza

Muchas gracias por apuntarte

Algo salió mal.