Aunque me salgo un poco de la temática “italiana”, hoy voy a comentar otro restaurante que nos gusta bastante de Madrid: el restaurante ruso Rasputin.

La primera vez que fuimos fue hace ya casi 5-6 años, en busca del recuerdo de la comida rusa que tanto me gustó en mi visita a San Petersburgo de cuando estuve de Erasmus por Helsinki.
La primera vez que fuimos nos costó bastante encontrar el sitio. Se encuentra un poco escondido, y además una vez que llegas al tener las cortinas cerradas te da la impresión a primera vista de que está cerrado.

Una vez que entras, el sitio está decorado como si se tratase de una casa que estuviese en medio de la estepa rusa: papel de pared de antes de la revolución, iconos ortodoxos, imágenes varias, las mesas con los manteles hasta el suelo, sillas de madera… (Podría seguir así hasta el infinito), y además los camareros visten trajes tradicionales (¿?) rusos.

A pesar de lo que pueda parecer, el sitio es muy agradable. Nosotros siempre hemos estado tranquilos, ya fuesemos con niños o sin niños, y es que a diferencia de muchos otros sitios, aquí hay espacio entre las mesa, no se mezclan las conversaciones mesa-mesa, los camareros son muy atentos pero sin agobiar, y lo más importante, la comida va a su ritmo, sin prisa pero sin pausa.

Ahora a la comida: yo siempre que voy me pido la sopa borshch que es una de mis perdiciones, y que en esta época que hace tanto frío, entra de maravilla. De segundo suelo tomar el muslo de pato con salsa de cerezas que está buenisimo, pero otras veces he probado el ciervo, el strogonoff o el tartar y están igual de buenos.

Para terminar la tarta de chocolate con naranja (lo siento, pero esta vez no tengo foto).

– Actualización 17 de septiembre 2012 – 

Otra vez hemos vuelto a ir al Rasputin, y como siempre un triunfó.

Esta vez hay algunas novedades, ya que tienen algunos platos nuevos que no tenían las últimas veces que hemos ido, y además, una carta de cockteles, entre lo que se incluyen el Ruso blanco (al más puro estilo El gran Lebowsky) y el Bloody Mary que seguro que hacen la delicia de los más borrachos.

Esta vez he pedido un nuevo segundo, los Golubsy (rollo de col y carne picada al horno con bechamel) que estaba espectacular. Y para terminar la tarta Irina (Tarta casera de mousse de chocolate y galleta que esta increible). Pues eso que  nueve meses después de la publicación original de este post, el Rasputín sigue estando entre nuestros preferidos.

restaurante_rasputín_2

 

Los datos de contacto de Rasputín son los siguientes:

  • Calle Yeseros, 2 (cerca del puente de Segovia)
  • Teléfono: 913 663 962
  • su página en helpeat 😉

Por último si me quereis…compartir!!!!

Quieres recibir las siguientes recetas en tu correo?

Suscríbete a la lista de correo de Cómeme la pizza

Muchas gracias por apuntarte

Algo salió mal.